En Tía Lencha además de tener una larga lista de clientes que compran nuestros productos en sus distintas presentaciones, para que después lleguen al último consumidor, también hacemos marcas propias a otros clientes, a los cuales maquilamos desde el empaque del producto como la bolsa, cartones y cajas, así como el producto en si. Así podemos llegar a un numero mayor de consumidores que siguen prefiriendo el sabor incomparable de Tía Lencha.

Los productos Tía Lencha han ido penetrando nuevos mercados en los últimos años, como las principales ciudades de Estados Unidos y próximamente entraremos en otros continentes, para que el sabor de nuestra carne seca sea reconocida a nivel internacional.